Pastel de espinacas, feta y tomates secos

Pastel de espinacas, feta y tomates secos

Valora

La votación se ha realizado correctamente

Comparte

Descripción

INGREDIENTES

  • 75 g de tomates secos Bonnysa
  • 100 g de espinacas congeladas
  • 100 g de queso feta
  • 30 g de tomate natural rallado Bonnysa
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 2 láminas de hojaldre rectangular
  • Un poco de mantequilla
  • 1 huevo
  • Perejil fresco para decorar (opcional)

 

ELABORACIÓN

Calentamos un vaso de agua en un cacito y añadimos los tomates secos. Hervimos a fuego suave durante un par de minutos y dejamos enfriar antes de colar y picar.

Colocamos las espinacas congeladas en un cacito y añadimos un poco de agua, suficiente para cubrir la base. Tapamos y cocemos a fuego suave durante 15 minutos.

Dejamos enfriar antes de escurrir y cortar con un cuchillo.

Añadimos los tomates hidratados y picados, el queso feta desmenuzado, el tomate natural rallado, el orégano y el ajo en polvo. Salpimentamos al gusto y removemos bien.

Extendemos las láminas de hojaldre y cortamos en tiras de 6 centímetros de grosor a lo largo. De cada lámina saldrán cuatro tiras.

Colocamos un cordón del relleno a lo largo de cada una de las tiras y las cerramos formando un cilindro.

Engrasamos la base y laterales de un molde redondo de 24 centímetros de diámetro con un poco de mantequilla.

Colocamos los cilindros de hojaldre en el interior formando una espiral, empezando por el exterior y pellizcando las uniones entre cilindros para que quede homogénea.

Batimos el huevo y pincelamos con él la superficie.

Cocemos en el horno, pre calentado a 200 ºC con calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Dejamos reposar unos minutos antes de servir, espolvoreando con perejil fresco picado.

INGREDIENTES

  • 75 g de tomates secos Bonnysa
  • 100 g de espinacas congeladas
  • 100 g de queso feta
  • 30 g de tomate natural rallado Bonnysa
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 2 láminas de hojaldre rectangular
  • Un poco de mantequilla
  • 1 huevo
  • Perejil fresco para decorar (opcional)

 

ELABORACIÓN

Calentamos un vaso de agua en un cacito y añadimos los tomates secos. Hervimos a fuego suave durante un par de minutos y dejamos enfriar antes de colar y picar.

Colocamos las espinacas congeladas en un cacito y añadimos un poco de agua, suficiente para cubrir la base. Tapamos y cocemos a fuego suave durante 15 minutos.

Dejamos enfriar antes de escurrir y cortar con un cuchillo.

Añadimos los tomates hidratados y picados, el queso feta desmenuzado, el tomate natural rallado, el orégano y el ajo en polvo. Salpimentamos al gusto y removemos bien.

Extendemos las láminas de hojaldre y cortamos en tiras de 6 centímetros de grosor a lo largo. De cada lámina saldrán cuatro tiras.

Colocamos un cordón del relleno a lo largo de cada una de las tiras y las cerramos formando un cilindro.

Engrasamos la base y laterales de un molde redondo de 24 centímetros de diámetro con un poco de mantequilla.

Colocamos los cilindros de hojaldre en el interior formando una espiral, empezando por el exterior y pellizcando las uniones entre cilindros para que quede homogénea.

Batimos el huevo y pincelamos con él la superficie.

Cocemos en el horno, pre calentado a 200 ºC con calor arriba y abajo, durante 25-30 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Dejamos reposar unos minutos antes de servir, espolvoreando con perejil fresco picado.

Ir arriba
Ir al contenido
This site is registered on wpml.org as a development site.