Bonnysa es una empresa
hortofrutícola

Cultivo propio, frutas de importación y productos de innovación son las tres patas de producto.

1956

El comienzo

Se funda la compañía Bonny S.A. -- Bonnysa D. Antonio Bonny contrata a D. Nicasio Brotóns nombrándole director general de la compañía.

1964

Viviendas y colegio

Fallece D. Antonio Bonny. Su mujer, Dña. Sebastiana Manrique de Lara, delega en D. Nicasio toda la gestión de la compañía y comienza el desarrollo del proyecto de la Fundación Antonio Bonny S. M. L. Se construye un colegio, y viviendas destinadas a los empleados y a su familia.

1966

La educación es escencial

Comienza el primer curso escolar con dos grupos de alumnos.

1971

La fundación

Se constituye la fundación.

1982

Invernaderos

Transformación de cultivos en la península, hacia el cultivo en invernaderos y de nuevas variedades.

1996

Nuevo almacén

Construcción almacén de Las Moradas.

1998

Nos vamos a las islas

Desarrollo de la Finca “El Fraile” en Tenerife para el cultivo de plátano.

2005

Innovación

Implantación de la planta de P4H para la creación y producción de productos de innovación de IV y V gama.

2011

Cultivos tropicales

Inicio del cultivo de frutas tropicales propios, empezando por la papaya y posteriormente con la pitahaya.

2014

Apostamos por la sostenibilidad

Construcción de tres plantas de cogeneración y biomasa para el autoabastecimiento energético y potenciar la sostenibilidad.

2017

Guacamole

Desarrollo y producción de guacamole fresco con un 96% de aguacate.

2019

Sabor del año

Obtenemos la distinción Sabor del Año en el tomate rallado fresco durante 3 años consecutivos como “el favorito de los consumidores” así como el sello Superior Taste Award en Saborsada®, Guacamole original y zumo de tomate.

2020

La uva más dulce

Retorno al cultivo de uva. Uso de las variedades más reconocidas del mercado en uvas extra dulces y sin semillas.

2021

Sabor del año

Recibimos el galardón Sabor del Año en nuestro guacamole Chef Gabriel.

Cumplimos 65 años

¡Y cada día nos sentimos más jóvenes!

Debe ser la dieta mediterránea porque a pesar de haber cumplido 65, nos sentimos con más ganas y más fuertes que un nunca, y para celebrarlo hemos desarrollado un logotipo específico, y una campaña con un lema: Saboreando el tiempo.

Hemos filmado también un emotivo documental, que nos ha sacado una lagrimitas a todos, donde ex directivos y los empleados más veteranos nos han contado sus experiencias y anécdotas, dejando claro lo que ha significado Bonnysa en sus vidas

Bonny S. A. es fundada en 1956. 

D. Antonio Bonny  contrata a D. Nicasio Brotóns  para desarrollar un ambicioso proyecto en la península. 

D. Nicasio pronto se convertiría. en una figura clave en el crecimiento de la compañía. 

Su gran conocimiento en el cultivo plátano y su amor por la agricultura le llevaron a formar un excelente equipo de profesionales muy avanzado para aquellos tiempos, lo que permitió a Bonnysa situarse muy por delante de su competencia, tanto a niveles varietales, selección, y clasificación del producto, así como en su presentación.

La innovación y el carácter exportador de la compañía la hacen crecer exponencialmente y llegar a mercados como Reino Unido, Canadá, Países Bajos entre otros. El tomate es el fuerte de la compañía,  pero poco a poco van incorporándose otros importantes productos como la uva o el plátano.

Con los nuevos tiempos, llegan las transformaciones. Las instalaciones de Tenerife además de trabajar el cultivo del tomate canario, inician el proyecto del desarrollo de la finca “El Fraile”,  destinado al cultivo de plátano, estas cuentan con un centro de selección y envasado, unidos a un cable guía para el transporte, que hacen que hasta el día de hoy sea único en el sector, y en Europa.

En la península la transformación pasa por el cambio del cultivo tradicional, al cultivo en invernadero, y el riego hidropónico. Dos cambios que hacen que la compañía sea más productiva, más sostenible y que pueda incorporar nuevas variedades del cultivo de tomate.

Bonnysa también desarrolla centros de maduración y envasado de producto, llegando a acuerdos en origen con agricultores de todo el mundo para la comercialización de frutas exóticas como la piña, el coco, el plátano macho, el dátil, la yuca, entre otros.

Con el cambio de milenio, Bonnysa inicia un nuevo proyecto donde la innovación es la principal protagonista, y cuyo objetivo es unir para el consumidor la comodidad a la frescura y calidad de nuestros vegetales y frutas. 

El tomate rallado es el primer producto que la compañía pone en marcha bajo este concepto, y su aceptación en el mercado es tal, que  lleva a la compañía a levantar un completo centro de producción junto a la zona de cultivos, donde la línea de productos seguirá  creciendo  con la incorporación de  zumos, frutas peladas y troceadas, y posteriormente el desarrollo de  productos de V gama como el guacamole o una línea de gazpachos.

La evolución de la compañía durante los últimos años ha sido la búsqueda de nuevos nichos de negocio, seleccionar las mejores variedades de tomate, y desarrollar una nueva línea de frutas tropicales propias, con productos como la papaya o la pitahaya, que se suman al plátano. 

Así mismo se retoma el cultivo de otros productos que ya se habían trabajado, como la uva, pero contando para ello con las variedades más valoradas por los mercados.

Ir arriba
Ir al contenido
This site is registered on wpml.org as a development site.