OSSOBUCO A LA MILANESA CON TOMATES SECOS BONNYSA

OSSOBUCO A LA MILANESA CON TOMATES SECOS BONNYSA

Valora

La votación se ha realizado correctamente

Comparte

Descripción

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 rodajas de ossobuco de ternera de un grosor de 3-4 cm
  • 50 g de mantequilla
  • un poco de harina
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • la piel de 1 limón
  • 1 bolsa de tomate seco Bonnysa
  • sal
  • pimienta
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 80 ml zumo de tomate Bonnysa
  • 250 ml de caldo de carne
  • la piel de 1 limón
  • perejil

Preparación:

Empezamos practicando unos cortes alrededor de las rodajas de carne, para evitar que se encoja al cocer. Salpimentamos y pasamos por harina. Ponemos la mantequilla en una cazuela amplia y cuando se haya fundido, añadimos las rodajas de ossobuco para que se doren ligeramente.  Las reservamos.

Picamos menudos la zanahoria, el apio y la cebolla. Los pochamos en la misma cazuela sin lavar, a fuego medio. Cuando la cebolla comience a cambiar de color, añadimos la carne y el vino blanco. Dejamos que el vino se evapore y añadimos el zumo de tomate, y el caldo de carne, que prácticamente debe cubrir las tajadas, y dejamos que cueza durante 1 hora y media, a fuego lento, con la cazuela tapada. Cada 15 minutos conviene dar la vuelta a la carne, con cuidado para que no se deshagan las piezas.

Mientras, preparamos la gremolata picando la piel de limón con unas hojas de perejil, al gusto. La mitad de esta mezcla la añadimos al guiso cuando lleve una hora de cocción, para que deje su sabor en la salsa. Añadimos también los tomates secos. La otra mitad de gremolata la reservamos para espolvorearla sobre el ossobuco cuando lo sirvamos. El ossobuco está listo cuando la carne se separa bien del hueso. Acompañamos con arroz blanco hervido o un puré de patata.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 rodajas de ossobuco de ternera de un grosor de 3-4 cm
  • 50 g de mantequilla
  • un poco de harina
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • la piel de 1 limón
  • 1 bolsa de tomate seco Bonnysa
  • sal
  • pimienta
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 80 ml zumo de tomate Bonnysa
  • 250 ml de caldo de carne
  • la piel de 1 limón
  • perejil

Preparación:

Empezamos practicando unos cortes alrededor de las rodajas de carne, para evitar que se encoja al cocer. Salpimentamos y pasamos por harina. Ponemos la mantequilla en una cazuela amplia y cuando se haya fundido, añadimos las rodajas de ossobuco para que se doren ligeramente.  Las reservamos.

Picamos menudos la zanahoria, el apio y la cebolla. Los pochamos en la misma cazuela sin lavar, a fuego medio. Cuando la cebolla comience a cambiar de color, añadimos la carne y el vino blanco. Dejamos que el vino se evapore y añadimos el zumo de tomate, y el caldo de carne, que prácticamente debe cubrir las tajadas, y dejamos que cueza durante 1 hora y media, a fuego lento, con la cazuela tapada. Cada 15 minutos conviene dar la vuelta a la carne, con cuidado para que no se deshagan las piezas.

Mientras, preparamos la gremolata picando la piel de limón con unas hojas de perejil, al gusto. La mitad de esta mezcla la añadimos al guiso cuando lleve una hora de cocción, para que deje su sabor en la salsa. Añadimos también los tomates secos. La otra mitad de gremolata la reservamos para espolvorearla sobre el ossobuco cuando lo sirvamos. El ossobuco está listo cuando la carne se separa bien del hueso. Acompañamos con arroz blanco hervido o un puré de patata.

Ir arriba
Ir al contenido
This site is registered on wpml.org as a development site.